Guía general de conducción preventiva para que la pongas en práctica

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Hablamos mucho e incluso estudiamos sobre la conducción defensiva, pero hay otro concepto que es fundamental para mantener la seguridad vial: la conducción preventiva. En pocas palabras, podemos definir el término como el conjunto de acciones del conductor para mejorar el tráfico en su conjunto.

Entre los pilares que orientan la conducción preventiva se encuentran el conocimiento, la atención, la previsión, la habilidad y la acción, es decir, todos los comportamientos del conductor para que pueda llegar a su destino final sin afrontar riesgos o imprevistos.

¿Quieres saber más sobre el tema y cómo poner en práctica la conducción preventiva? ¡Sigue leyendo este texto!

El concepto de conducción preventiva

Como decíamos, la conducción preventiva implica un conjunto de acciones, maniobras y respuestas que tienen como objetivo minimizar las posibilidades de que el conductor (y también otras personas) se involucre en situaciones de riesgo.

Es importante destacar que este tipo de conducción implica actitudes que deberían ser inherentes a cualquier ser humano, pero que, lamentablemente, no se ven con frecuencia en el tráfico diario. Entre ellos, ser amable con otras personas (tanto conductores como motociclistas y peatones) y no usar su teléfono celular mientras conduce.

Para facilitar la comprensión de la conducción preventiva, podemos enumerar los principales puntos de atención para el conductor:

  • Su propio comportamiento como conductor
  • El estado del vehículo
  • Llas condiciones del medio ambiente
  • Otras reglas generales, guiadas por el sentido común, de las que hablaremos más adelante, así como todas las mencionadas anteriormente

La importancia de practicar la conducción preventiva

Como se podía percibir y el propio concepto ya insinúa, la conducción preventiva es fundamental para el tráfico. Puede prevenir accidentes y también otros problemas, como discusiones, riesgos para los animales y el medio ambiente, etc.

La norma general de la conducción preventiva es, de hecho, el respeto, ya sea por la normativa, sea por el resto de personas y todo lo relacionado con el tráfico y la seguridad de los implicados.

La diferencia entre conducción preventiva y defensiva

¿Entiende el concepto de conducción preventiva, pero aún tiene dudas sobre en qué se diferencia de la conducción defensiva? La confusión es natural, es comprensible. Para aclarar, solo necesitamos hacer una comparación simple entre los dos términos.

Mientras que la conducción preventiva se refiere a las actitudes del conductor para evitar riesgos y problemas, la conducción defensiva está directamente relacionada con las acciones que tiene el conductor para protegerse de una situación determinada, evitando un accidente, por ejemplo.

Uno se trata de prevenirse y el otro de defenderse. Tenga en cuenta que, si bien es preventivo, el conductor toma tiempo de sobra, mientras que a la defensiva, la maniobra debe pensarse y llevarse a cabo rápidamente.

Conducción preventiva en la práctica

Pero, al fin y al cabo, ¿cuáles son las principales acciones de un conductor preocupado por mantener la conducción preventiva? ¡Compruébalo ahora mismo!

Mantén una distancia segura

Algunas de estas actitudes son muy similares a la conducción a la defensiva (lo que ayuda a confundir los términos). Se trata de mantener una distancia segura del vehículo que circula delante.

La diferencia es que, a la defensiva, el conductor respeta esta distancia para que tenga tiempo de reaccionar, en caso de que ocurra algo, con un freno o un desvío. En preventivo, el objetivo es evitar cualquier problema, garantizando una conducción segura para usted, para los ocupantes de los vehículos de delante y para todos los demás en el tramo.

Evite frenadas bruscas

Muchos conductores tienen la costumbre de frenar bruscamente, independientemente de la situación. Por supuesto, esta actitud no forma parte de una dirección preventiva.

Esto se debe a que una frenada brusca puede provocar accidentes graves, como pilotes, además de lesionar a los ocupantes del vehículo. No hay nada más prudente y preventivo que evitar estos gestos impulsivos en un lugar lleno de otras personas, como las carreteras.

Tenga cuidado al cambiar de carril

El momento de cambiar de carril es bien conocido por provocar accidentes y muchos malentendidos en el tráfico. Después de todo, hacer este movimiento, sin esperar el momento más oportuno y sin avisar a los demás conductores, puede provocar accidentes o, al menos, un gran susto en los coches más cercanos.

¿Recuerdas cuando decíamos, al principio de este texto, que uno de los principales puntos de atención de la conducción preventiva es el comportamiento del conductor? Esto no solo es cierto por sus actitudes hacia las leyes de tránsito, sino también por su cordialidad.

En el caso de cambiar de carril, podemos decir que esta es una dirección que une los dos factores: debes, por ley, esperar y señalizar, y también debes mantener la cortesía y la prudencia en el tráfico, respetando el espacio de los demás conductores.

Sé amable en el tráfico

Hablando de amabilidad, esta es una regla de oro para el conductor que quiere evitar diversos problemas que pueden ocurrir en el tráfico. ¿Cuántas molestias, peleas y consecuencias aún más graves se podrían evitar si todos practicaran la bondad y la empatía?

Respeta a los peatones, presta atención a tu coche y a los demás, no provoques a los motociclistas y, sobre todo, trata de no estresarte por las pequeñas cosas. En lugar de maldecir a todo pulmón al conductor que le adelantó a gran velocidad, prefiera pensar que tiene buenas razones para correr así y seguir su camino con calma.

Algunos otros consejos amables que pueden transformar su vida diaria en el tráfico son:

  • No se detenga frente a garajes o en lugares prohibidos
  • Respetar los espacios para discapacitados y personas mayores, independientemente del lugar donde se encuentre, ya que están diseñados para facilitar la circulación de estas personas
  • Dar preferencia a los peatones y ciclistas
  • Desembarcar siempre personas y objetos en los lugares adecuados, sin bloquear el tráfico ni poner en riesgo la vida de las personas
  • No transporte más personas en el vehículo de las que debiera, ya que, además de ser incómodas, el riesgo de que se lesionen de gravedad incluso en un pequeño accidente o en una frenada es grande

No conduzca cuando tenga sueño o esté cansado

Otra forma de prevenir accidentes de tráfico es no conducir cuando está cansado o con sueño, ya que es una condición muy delicada e imprudente. Al fin y al cabo, esta situación hace que los reflejos se vean mermados e incluso puede provocar accidentes graves, como un cambio de carril o un choque en un simple “parpadeo”.

Durante la noche, este cuidado debe redoblarse, ya que la visibilidad se ve naturalmente perjudicada. Un conductor cansado puede acabar rindiéndose con poco movimiento, sonido y luz.

Conociendo bien las rutas que vas a tomar

Conducir por lugares, carreteras y calles que conoce puede ayudar a prevenir una serie de problemas, tanto para usted como para su automóvil. Esto se debe a que, en lugares conocidos, es posible predecir factores que merecen su atención, como un agujero en la carretera, una calle sin marcar donde aparecen automóviles inesperados, un tramo que tiende a inundarse durante la lluvia y muchos otros.

Además, lamentablemente, existen muchos testimonios de conductores que sufrieron violencia y robos por circular por caminos desconocidos. Por lo tanto, si no está familiarizado con la ubicación y parece sospechosa, no siga a Waze o al GPS sin considerar los riesgos y, en caso de duda, tome otra ruta o regrese en otro momento.

Tener autocontrol

Otra situación muy común en el tráfico en estos días es que los conductores pierden la cabeza fácilmente al volante. La prisa, el gran flujo de coches, la imprudencia de otros conductores son algunas de las muchas razones por las que realmente perdemos el control.

Claramente, esta no es una buena idea. Después de todo, cuando perdemos el autocontrol, es más probable que tengamos discusiones innecesarias y también que perdamos el enfoque y la atención en el tráfico, lo que puede causar accidentes.

Recuerda que el lado emocional cuenta mucho para quien conduce. Para mantener el control del automóvil, el conductor debe tener control sobre sí mismo.

Condiciones meteorológicas y de conducción preventivas

La conducción preventiva requiere de los conductores acciones capaces de prever los riesgos. Muchos problemas relacionados con el tráfico se derivan de las condiciones meteorológicas, que no están bajo nuestro control.

Por ello, es necesario prestar una atención especial -y preventiva- a la hora de conducir en determinadas ocasiones, como las que se presentan a continuación.

Lluvia

Conducir bajo la lluvia es, sin duda, un gran riesgo. Este fenómeno de la naturaleza no solo hace que sea muy difícil de ver para el conductor, sino que también perjudica las condiciones de la pista al hacer que el suelo sea resbaladizo, especialmente si los neumáticos del automóvil no están en buenas condiciones .

Durante la lluvia, también existe un gran riesgo de aquaplaning, que se produce cuando hay un charco de agua entre el suelo y el neumático. Esto hace que se pierda el agarre y el automóvil se salga momentáneamente de control.

Finalmente, los carriles inundados también han sido un problema cada vez más constante. En caso de duda, no intente avanzar, pero si le es posible adelantar, reduzca la velocidad y mantenga la marcha estable, sin frenar. Si el automóvil no se enciende, no intente encenderlo nuevamente; salga del vehículo y busque refugio en un lugar seguro.

Niebla

La niebla es un fenómeno natural común en tramos de bosques y montañas. Es una nube blanca que se forma cerca del suelo, impidiendo que el conductor vea la carretera.

Si no puedes detenerte y esperar a que mejore la visibilidad, buenas actitudes preventivas son usar las luces antiniebla (que iluminarán directamente el suelo), no usar las luces altas y seguir los carriles reflectantes de la pista (buscando permanecer en en línea recta) y también señales.

Conducción preventiva y condiciones del automóvil

Como decíamos, las condiciones del vehículo también son fundamentales en la conducción preventiva. Esto se debe a que muchos elementos de seguridad pueden actuar para prevenir problemas y accidentes, si funcionan perfectamente.

Por lo tanto, es esencial dejar su automóvil en servicio según las instrucciones, no por casualidad, este tipo de servicio también se llama mantenimiento preventivo del automóvil, ¿verdad? Algunos elementos que merecen su atención son:

  • Frenos
  • Cinturones
  • Bolsas de aire
  • Espejos retrovisores
  • Luces
  • Neumáticos 

Los neumáticos incluso requieren un poco más de cuidado, son imprescindibles en momentos de riesgo (como durante la lluvia o la necesidad de frenar).

Por lo tanto, preste atención al estado de los neumáticosreemplácelos tantas veces como sea necesario, evitando que se queden calvos (y por lo tanto pierdan adherencia). Manténgalos alineados y equilibrados, lo que prolonga su vida útil, el rendimiento del automóvil, la seguridad y la comodidad de los ocupantes.

Conducción preventiva y cuidado del medio ambiente

La conducción preventiva también consiste en actuar con conciencia medioambiental, consciente de las acciones que pueden prevenir problemas para la naturaleza. No solo estamos hablando de la emisión de gases contaminantes de los automóviles, sino también de actitudes simples que puedes tomar, en tu vida diaria, para minimizar los daños al medio ambiente.

Algunos consejos son:

  • Compruebe que su coche no emite un nivel de contaminación superior al permitido (lo que se puede hacer en la revisión general)
  • Cuidado con los animales en el camino, tanto en la ciudad como en lugares con densos bosques, donde es común que los animales salvajes crucen la carretera
  • También cuida a los animales dentro de tu coche, no los dejes sueltos
  • No tires basura por la ventana

Como puedes ver en este texto, la conducción preventiva reúne una serie de actitudes que buscan prevenir no solo accidentes, sino también cualquier tipo de perturbación en las calles y carreteras. De hecho, más que un concepto, este es un estilo de vida que los conductores necesitan adoptar cada vez con más urgencia.

Después de todo, una gran parte de los accidentes y problemas relacionados con el tráfico son el resultado de actitudes y acciones imprudentes que no buscan protección de antemano, e incluso amabilidad.

Artículo fuente: https://blog.euroex.com.br/direcao-preventiva/

Noticias recientes:

10 recomendaciones para evitar que te roben

¿Has escuchado “robaron a mi amigo en la esquina” o has dicho “no se imagina, ayer me robaron el celular cuando me bajaba del bus”? Lamentablemente, estas frases las hemos escuchado alguna que otra vez en nuestras conversaciones con amigos y familiares, ello es porque en ocasiones estamos expuestos a situaciones de peligro y, por alguna circunstancia, no estamos atentos y terminamos siendo víctimas de un robo, pero ¿cómo evitar que te roben?

Leer más>

¿Qué hacer si los ladrones entran en casa?

Sufrir un robo es una experiencia muy desagradable y cuyas consecuencias van más allá de las pérdidas económicas y los posibles daños sufridos en la vivienda. Si además tenemos la mala fortuna de coincidir con los ladrones, la situación es todavía más delicada y peligrosa. Las pérdidas económicas pueden paliadas, parcial o totalmente, por el seguro del Hogar, si lo tenemos contratado. El impacto emocional es otra cosa.

Leer más>

¡Esto es un asalto!: Los efectos psicológicos de la delincuencia

La violencia, como la pobreza, el hambre y la desigualdad a las que está ligada de diversas formas, es parte de la vida cotidiana del país. Magnificada por los medios, reproducida en las conversaciones y simplificada en discusiones políticas, afecta especialmente a los ciudadanos de a pie que viven en ciertos sectores de la capital y otros municipios peligrosos. Este es un ensayo basado en una tesis de graduación de la Escuela de Psicología de la Usac, en que se analizan los efectos de la rutina de la violencia delincuencial.

Leer más>

CAUSAS DE INCREMENTO EN LA INCIDENCIA DE ROBO/HURTO

Gran cantidad de accesos peatonales
Gran cantidad de accesos vehiculares
Ventanas sin protecciones
Acceso sin seguridad electronica (Alarmas, sensores)
Muros perimetrales sin las adecuadas protecciones
Accesos sin vigilancia adecuada o insuficiente
Ausencia de Cámaras y Monitoreo

Leer más>

¿Qué secuelas deja haber sufrido un robo en la comunidad?

Desperfectos en el edificio y en espacios particulares, pérdida de enseres, cambios de cerraduras, cristales o rejas… cuando pensamos en la posibilidad de que nuestra comunidad sea objeto de delitos contra la propiedad, los primeros efectos indeseados que se nos vienen a la cabeza son aquellos que tienen que ver con cuestiones materiales pero ¿cómo afecta la comisión de un robo a los vecinos del inmueble desde el punto de vista psicológico?

Leer más>

Cómo enfrentar las secuelas de un asalto

Pasaron algunos días y toda la pesadilla parecía haber terminado. Sin embargo, mis conductas comenzaron a cambiar, y empecé a pensar que algo muy malo podía volver a sucederme”, dice Claudia N., de 35 años. Está bajo tratamiento psicológico. Su vida cambió por completo después de que sufrió dos asaltos a mano armada, uno en la calle y el otro en su casa.

Leer más>

Los asaltos provocan 8 impactos sicológicos

Ya no es la misma de antes. El asalto, en el 2007, le cambió su vida. No volvió a subir a un bus sola. Tampoco camina sin compañía. Son las secuelas del ataque que sufrió mientras esperaba el bus en el puente 2 de la autopista General Rumiñahui, en el oriente de Quito.

Leer más>

Robo

El robo es la apropiación de una pertenencia o propiedad que pertenece a un tercero indebidamente. Este es considerado un delito patrimonial, debido a que su ocurrencia afecta al patrimonio que es un bien jurídico.

Leer más>

Cómo actuar ante un robo

Especialmente cuando una vivienda no dispone de un sistema de alarma adecuado, existe el riesgo de ser víctimas de un robo. Ante una situación tan desagradable y peligrosa, es importante saber cómo actuar para evitar males mayores y que nuestra seguridad personal no corra riesgos innecesarios.

Leer más>

¿Qué hacer en caso de ser víctima de un robo?

Absurdos, traumáticos, frustrantes, inusuales, rápidos, dolorosos, irónicos, utilizaríamos un sin fin de adjetivos, para intentar describir lo que ha significado para miles de colombianos, el hecho de ser víctimas de un robo. Según estadísticas oficiales, cada 80 segundos una persona es víctima de hurto en Colombia.

Leer más>

Cómo reaccionar frente a un asalto

Los delincuentes tienen cada vez menos escrúpulos para arrebatar a sus víctimas dinero, celulares o cualquier otra pertenencia. Y en ocasiones algunos terminan perdiendo la vida ante un robo por una mala reacción o por resistirse a las exigencias de los malhechores.
Frente a esta macabra realidad, es importante que la gente tome conciencia y se pregunte si realmente sabe cómo reaccionar durante un asalto, y qué debe hacer frente a los delincuentes? Los expertos en seguridad de G4S le brindan algunas recomendaciones:
Reconozca si están armados.

Leer más>

¿Cómo actuar frente a un robo?

Es difícil saber cómo actuar frente a un robo, porque por suerte son cosas que no suceden todos los días a las mismas personas. Por eso queremos darte unas pautas para saber qué hacer en caso de robo.

Leer más>

Si estas buscando un vehículo Blindado que te permita tener seguridad y tranquilidad, aquí estamos para servirte.

Somos una empresa dedicada a prestar servicios de consultoría especializada en diferentes aspectos de la industria de Blindaje Automotriz.