Cómo enfrentar las secuelas de un asalto

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Pasaron algunos días y toda la pesadilla parecía haber terminado. Sin embargo, mis conductas comenzaron a cambiar, y empecé a pensar que algo muy malo podía volver a sucederme”, dice Claudia N., de 35 años. Está bajo tratamiento psicológico. Su vida cambió por completo después de que sufrió dos asaltos a mano armada, uno en la calle y el otro en su casa.

Roban un auto cada 5 minutos en el país. Matan a 5 personas por día en el Gran Buenos Aires. Y eso que sólo se denuncia el 40% de los delitos. En 2001, el 39,6% de la población porteña sufrió algún grado de victimización, según una encuesta realizada por la Dirección Nacional de Política Criminal.

Los números hablan de la violencia urbana. Pero más dicen las personas.

“Sos boleta, te vamos a matar.” La frase que escuchó 14 veces Mónica Martínez, la dueña de la remisería cercana a un supermercado asaltado días atrás (toma de rehenes incluida) se repite muchas más veces en la memoria de las personas que, como Claudia, han transitado la experiencia de sentirse entre la vida y la muerte.

Jaquecas, trastornos gastrointestinales, aislamiento, miedo a manejar y pesadillas suelen entrar en escena en los meses posteriores al evento. “La gente cree que dejándolo librado al olvido el episodio finalmente va a desaparecer de su cabeza -explica a LA NACION la licenciada Gloria Sokouyán, de la Asociación Ayuda-. Y que el olvido reparará la intensidad del horror vivido. Sin embargo, siempre quedan secuelas en el sobreviviente. Y aparecen los síntomas físicos, los temores nocturnos, la depresión y el miedo a quedarse solos, entre otros.”

Después del horror, puede llegar el stress postraumático: “Es el padecimiento que tiene un sujeto que ha vivido un evento en el que corrió riesgo de muerte. Existe una serie de eventos traumáticos que puede derivar en el trastorno por stress postraumático, entre los que se incluyen los robos a mano armada”.

A diferencia de otras instancias traumáticas, existe una psicología del sobreviviente que resulta singular: “En el robo lo que se siente es una fuerte invasión. La persona es invadida sin haber tenido pistas de que eso le iba a ocurrir”, dice la especialista. Se juega, en el momento del hecho, “el grado de apego que cada uno tiene por lo suyo”.

Quizá por esa sorpresiva intromisión, los pacientes suelen reflexionar después: “No hice lo adecuado” o “Lo pude haber evitado” son frases que surgen con frecuencia. En los casos de secuestros extorsivos, donde más allá de los bienes lo que se pone en juego es la vida de un ser querido que es arrancado repentinamente de la familia, la culpa se acrecienta: “Si se llevan a un hijo, los padres se sienten responsables y suelen creer que podrían haber hecho algo para que el secuestro no ocurriera. Pero no hay muchos pacientes que consulten por esta causa; en la Argentina es un tema relativamente nuevo”.

Después de haber transitado la experiencia de caminar con un revólver apoyado en las sienes la calidad de vida puede deteriorarse. “Es fundamental hablar de lo ocurrido: consultar a tiempo evita la cronificación de los síntomas y ayuda a hacer el duelo en los casos en que se haya producido la muerte de una persona cercana.”

La revictimización

Pero si bien hablar de lo que pasó es una instancia fundamental para despejar culpas y angustias, muchos se niegan esa posibilidad: “Es muy frecuente que la gente no quiera consultar porque sabe que va a tener que volver a la situación traumática, y eso le da lo que llamamos revictimización”.

“Al principio no quería hablar ni que me hablaran del asunto -confirma Claudia-. Y cuando empecé el tratamiento faltaba a las sesiones.” Como ella, muchos de los que vuelven a sentirse víctimas de la situación límite “ya no se conectan espontáneamente con la realidad. Como ocurre con la persona que necesita que la acompañen cuando camina por la calle, o debe pedir licencia en el trabajo, o no va a ninguna fiesta porque le teme a la noche”, dice la licenciada Sokouyán.

También está la bronca, en el caso de que el robo no haya tenido más consecuencias que la pérdida material. “Cuesta perder estas cosas. Pero incluso en el momento en que está ocurriendo el asalto hay que pensar que indefectiblemente se perderán cosas, para tranquilizarse y hasta tranquilizar a los delincuentes.”

¿Cuál es entonces el camino de la recuperación? “Hay que reestructurar la vivencia de que después del evento traumático la vida no tiene sentido y llegar a la convicción de revalorizarla, sin temores excesivos, por más que exista un riesgo real de que cualquiera de nosotros pueda sufrir un asalto.” En el tratamiento no sólo se incluye el diálogo con el profesional. A veces, los pacientes escriben la historia de lo que les pasó o vuelven lentamente a experimentar cómo es eso de regresar a los lugares que evitaban desde el asalto.

“La recuperación lleva tiempo, pero vale la pena porque no se puede andar por la vida con síntomas librados al azar”, afirma la especialista. Y recuerda: “Una paciente tratada por stress postraumático contaba que en el momento del episodio, el de mayor tensión, pensó: “Me tengo que casar con Pablo”. Es decir, se aferró a la vida. Las personas que perdieron familiares encuentran nuevos sentidos luchando en su memoria, otras deciden utilizar un dinero que tenían guardado para cumplir un proyecto. Todo es posible si se comprende que el horror deja una marca, pero que no nos debe paralizar”.

Se trata, en definitiva, de transformar el dolor “en un motor que dé valor al presente. La vida sigue, a pesar de todo”.

Fuente de información:

https://www.lanacion.com.ar/ciencia/como-enfrentar-las-secuelas-de-un-asalto-nid417073/

Noticias recientes:

10 recomendaciones para evitar que te roben

¿Has escuchado “robaron a mi amigo en la esquina” o has dicho “no se imagina, ayer me robaron el celular cuando me bajaba del bus”? Lamentablemente, estas frases las hemos escuchado alguna que otra vez en nuestras conversaciones con amigos y familiares, ello es porque en ocasiones estamos expuestos a situaciones de peligro y, por alguna circunstancia, no estamos atentos y terminamos siendo víctimas de un robo, pero ¿cómo evitar que te roben?

Leer más>

¿Qué hacer si los ladrones entran en casa?

Sufrir un robo es una experiencia muy desagradable y cuyas consecuencias van más allá de las pérdidas económicas y los posibles daños sufridos en la vivienda. Si además tenemos la mala fortuna de coincidir con los ladrones, la situación es todavía más delicada y peligrosa. Las pérdidas económicas pueden paliadas, parcial o totalmente, por el seguro del Hogar, si lo tenemos contratado. El impacto emocional es otra cosa.

Leer más>

¡Esto es un asalto!: Los efectos psicológicos de la delincuencia

La violencia, como la pobreza, el hambre y la desigualdad a las que está ligada de diversas formas, es parte de la vida cotidiana del país. Magnificada por los medios, reproducida en las conversaciones y simplificada en discusiones políticas, afecta especialmente a los ciudadanos de a pie que viven en ciertos sectores de la capital y otros municipios peligrosos. Este es un ensayo basado en una tesis de graduación de la Escuela de Psicología de la Usac, en que se analizan los efectos de la rutina de la violencia delincuencial.

Leer más>

CAUSAS DE INCREMENTO EN LA INCIDENCIA DE ROBO/HURTO

Gran cantidad de accesos peatonales
Gran cantidad de accesos vehiculares
Ventanas sin protecciones
Acceso sin seguridad electronica (Alarmas, sensores)
Muros perimetrales sin las adecuadas protecciones
Accesos sin vigilancia adecuada o insuficiente
Ausencia de Cámaras y Monitoreo

Leer más>

¿Qué secuelas deja haber sufrido un robo en la comunidad?

Desperfectos en el edificio y en espacios particulares, pérdida de enseres, cambios de cerraduras, cristales o rejas… cuando pensamos en la posibilidad de que nuestra comunidad sea objeto de delitos contra la propiedad, los primeros efectos indeseados que se nos vienen a la cabeza son aquellos que tienen que ver con cuestiones materiales pero ¿cómo afecta la comisión de un robo a los vecinos del inmueble desde el punto de vista psicológico?

Leer más>

Cómo enfrentar las secuelas de un asalto

Pasaron algunos días y toda la pesadilla parecía haber terminado. Sin embargo, mis conductas comenzaron a cambiar, y empecé a pensar que algo muy malo podía volver a sucederme”, dice Claudia N., de 35 años. Está bajo tratamiento psicológico. Su vida cambió por completo después de que sufrió dos asaltos a mano armada, uno en la calle y el otro en su casa.

Leer más>

Los asaltos provocan 8 impactos sicológicos

Ya no es la misma de antes. El asalto, en el 2007, le cambió su vida. No volvió a subir a un bus sola. Tampoco camina sin compañía. Son las secuelas del ataque que sufrió mientras esperaba el bus en el puente 2 de la autopista General Rumiñahui, en el oriente de Quito.

Leer más>

Robo

El robo es la apropiación de una pertenencia o propiedad que pertenece a un tercero indebidamente. Este es considerado un delito patrimonial, debido a que su ocurrencia afecta al patrimonio que es un bien jurídico.

Leer más>

Cómo actuar ante un robo

Especialmente cuando una vivienda no dispone de un sistema de alarma adecuado, existe el riesgo de ser víctimas de un robo. Ante una situación tan desagradable y peligrosa, es importante saber cómo actuar para evitar males mayores y que nuestra seguridad personal no corra riesgos innecesarios.

Leer más>

¿Qué hacer en caso de ser víctima de un robo?

Absurdos, traumáticos, frustrantes, inusuales, rápidos, dolorosos, irónicos, utilizaríamos un sin fin de adjetivos, para intentar describir lo que ha significado para miles de colombianos, el hecho de ser víctimas de un robo. Según estadísticas oficiales, cada 80 segundos una persona es víctima de hurto en Colombia.

Leer más>

Cómo reaccionar frente a un asalto

Los delincuentes tienen cada vez menos escrúpulos para arrebatar a sus víctimas dinero, celulares o cualquier otra pertenencia. Y en ocasiones algunos terminan perdiendo la vida ante un robo por una mala reacción o por resistirse a las exigencias de los malhechores.
Frente a esta macabra realidad, es importante que la gente tome conciencia y se pregunte si realmente sabe cómo reaccionar durante un asalto, y qué debe hacer frente a los delincuentes? Los expertos en seguridad de G4S le brindan algunas recomendaciones:
Reconozca si están armados.

Leer más>

¿Cómo actuar frente a un robo?

Es difícil saber cómo actuar frente a un robo, porque por suerte son cosas que no suceden todos los días a las mismas personas. Por eso queremos darte unas pautas para saber qué hacer en caso de robo.

Leer más>

Si estas buscando un vehículo Blindado que te permita tener seguridad y tranquilidad, aquí estamos para servirte.

Somos una empresa dedicada a prestar servicios de consultoría especializada en diferentes aspectos de la industria de Blindaje Automotriz.