¿Qué secuelas deja haber sufrido un robo en la comunidad?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Desperfectos en el edificio y en espacios particulares, pérdida de enseres, cambios de cerraduras, cristales o rejas… cuando pensamos en la posibilidad de que nuestra comunidad sea objeto de delitos contra la propiedad, los primeros efectos indeseados que se nos vienen a la cabeza son aquellos que tienen que ver con cuestiones materiales pero ¿cómo afecta la comisión de un robo a los vecinos del inmueble desde el punto de vista psicológico?

La psicóloga clínica Marisa Horta explica que sufrir un robo en nuestro bloque o vivienda “tiene como consecuencia una serie de secuelas para las víctimas, provocadas sobre todo por la sensación de inseguridad, desprotección y miedo, que pueden hacer difícil la vida en el edificio durante un tiempo”. Las secuelas principales con las que nos podemos encontrar son seis:

  • Sensación de inseguridad: ésta es, según Marisa Horta, la consecuencia más común y directamente relacionada con sucesos delictivos en nuestro inmueble. “Es normal: cuando sufrimos un robo, por ejemplo, sentimos que han violado nuestro espacio, ese lugar en que nos sentíamos seguros. La sensación de que vivíamos en una zona inviolable desaparece y se sustituye por la de inseguridad, que será mayor o menor dependiendo de la gravedad de los hechos y del carácter de la persona” precisa la experta.
  • Estrés postraumático: junto con la sensación de que nuestro edificio no es seguro, el estrés postraumático es una de las secuelas más graves de haber sido objeto de delito en nuestra comunidad de propietarios. Se manifiesta con síntomas como angustia aguda ante lo sucedido, insensibilidad o pérdida de interés por actividades de la vida cotidiana u aficiones que, antes del suceso, nos entusiasmaban.
  • Episodios de ansiedad: la tensión asociada a situaciones de inseguridad se demuestra en muchos casos a través de episodios o crisis de ansiedad que pueden aparecer en el momento o después de un tiempo, cuando ya ni siquiera recordamos con viveza lo sucedido. Es conveniente “tratarse desde el primer momento y estar alerta por si nuestro cuerpo reacciona tarde, que sepamos cómo ayudarlo a volver a la normalidad” dice la psicóloga.
  • Sensación de desprotección: aunque pueda parecer lo mismo que la de inseguridad, Horta aclara que “la sensación de desprotección va un paso más allá, porque puede afectarnos en cualquier parte. Es decir, cuando sufrimos un robo u otro delito en nuestra comunidad o vivienda y nos sentimos desprotegidos en ella, generalmente extendemos inconscientemente esa sensación a otros espacios en los que desarrollamos nuestra vida, como el coche, el lugar de trabajo, las viviendas de otros familiares o la calle”.
  • Insomnio: el estrés, la ansiedad y la sensación de inseguridad suelen traer aparejados problemas de sueño, que se traducen también en irritabilidad, necesidad excesiva de control o cuadros de miedo y llantos incontrolados a causa de la tensión.
  • Imposibilidad de regresar al edificio: “si la sensación de inseguridad y desprotección, la ansiedad y el estrés persisten, es posible que algunos de los afectados por el robo desarrollen un gran miedo a regresar al edificio en el que se sienten mal y al que asocian peligros que no quieren volver a vivir” explica la psicóloga. “Ésta es una de las consecuencias más graves y que necesitan de un tratamiento más continuado y exhaustivo, además de medidas de seguridad complementarias que ayuden a la persona a volver a sentirse segura en su vivienda o edificio” concluye.

Para combatir estos efectos negativos de un robo, además de recibir asistencia psicológica, lo más efectivo es la prevención. Aumentar la seguridad en nuestra comunidad de propietarios mediante la instalación de videovigilancia y control de accesos es buena idea para evitar delitos que marquen la vida de sus habitantes.

En ESV ponemos a disposición de tu edificio nuestro producto estrella para comunidades: Un completo sistema de Vigilancia Inteligente para Comunidades de Propietarios que cuenta con el servicio de control de accesos por tarjeta, entre otros. Consúltanos. Resolveremos todas tus preguntas y te daremos soluciones específicas.

  • Sensación de inseguridad: ésta es, según Marisa Horta, la consecuencia más común y directamente relacionada con sucesos delictivos en nuestro inmueble. “Es normal: cuando sufrimos un robo, por ejemplo, sentimos que han violado nuestro espacio, ese lugar en que nos sentíamos seguros. La sensación de que vivíamos en una zona inviolable desaparece y se sustituye por la de inseguridad, que será mayor o menor dependiendo de la gravedad de los hechos y del carácter de la persona” precisa la experta.
  • Estrés postraumático: junto con la sensación de que nuestro edificio no es seguro, el estrés postraumático es una de las secuelas más graves de haber sido objeto de delito en nuestra comunidad de propietarios. Se manifiesta con síntomas como angustia aguda ante lo sucedido, insensibilidad o pérdida de interés por actividades de la vida cotidiana u aficiones que, antes del suceso, nos entusiasmaban.
  • Episodios de ansiedad: la tensión asociada a situaciones de inseguridad se demuestra en muchos casos a través de episodios o crisis de ansiedad que pueden aparecer en el momento o después de un tiempo, cuando ya ni siquiera recordamos con viveza lo sucedido. Es conveniente “tratarse desde el primer momento y estar alerta por si nuestro cuerpo reacciona tarde, que sepamos cómo ayudarlo a volver a la normalidad” dice la psicóloga.
  • Sensación de desprotección: aunque pueda parecer lo mismo que la de inseguridad, Horta aclara que “la sensación de desprotección va un paso más allá, porque puede afectarnos en cualquier parte. Es decir, cuando sufrimos un robo u otro delito en nuestra comunidad o vivienda y nos sentimos desprotegidos en ella, generalmente extendemos inconscientemente esa sensación a otros espacios en los que desarrollamos nuestra vida, como el coche, el lugar de trabajo, las viviendas de otros familiares o la calle”.
  • Insomnio: el estrés, la ansiedad y la sensación de inseguridad suelen traer aparejados problemas de sueño, que se traducen también en irritabilidad, necesidad excesiva de control o cuadros de miedo y llantos incontrolados a causa de la tensión.
  • Imposibilidad de regresar al edificio: “si la sensación de inseguridad y desprotección, la ansiedad y el estrés persisten, es posible que algunos de los afectados por el robo desarrollen un gran miedo a regresar al edificio en el que se sienten mal y al que asocian peligros que no quieren volver a vivir” explica la psicóloga. “Ésta es una de las consecuencias más graves y que necesitan de un tratamiento más continuado y exhaustivo, además de medidas de seguridad complementarias que ayuden a la persona a volver a sentirse segura en su vivienda o edificio” concluye.

Para combatir estos efectos negativos de un robo, además de recibir asistencia psicológica, lo más efectivo es la prevención. Aumentar la seguridad en nuestra comunidad de propietarios mediante la instalación de videovigilancia y control de accesos es buena idea para evitar delitos que marquen la vida de sus habitantes.

En ESV ponemos a disposición de tu edificio nuestro producto estrella para comunidades: Un completo sistema de Vigilancia Inteligente para Comunidades de Propietarios que cuenta con el servicio de control de accesos por tarjeta, entre otros. Consúltanos. Resolveremos todas tus preguntas y te daremos soluciones específicas.

Fuente de información:

https://www.esvisionseguridad.com/noticias/que-secuelas-deja-haber-sufrido-un-robo-en-la-comunidad/

Noticias recientes:

10 recomendaciones para evitar que te roben

¿Has escuchado “robaron a mi amigo en la esquina” o has dicho “no se imagina, ayer me robaron el celular cuando me bajaba del bus”? Lamentablemente, estas frases las hemos escuchado alguna que otra vez en nuestras conversaciones con amigos y familiares, ello es porque en ocasiones estamos expuestos a situaciones de peligro y, por alguna circunstancia, no estamos atentos y terminamos siendo víctimas de un robo, pero ¿cómo evitar que te roben?

Leer más>

¿Qué hacer si los ladrones entran en casa?

Sufrir un robo es una experiencia muy desagradable y cuyas consecuencias van más allá de las pérdidas económicas y los posibles daños sufridos en la vivienda. Si además tenemos la mala fortuna de coincidir con los ladrones, la situación es todavía más delicada y peligrosa. Las pérdidas económicas pueden paliadas, parcial o totalmente, por el seguro del Hogar, si lo tenemos contratado. El impacto emocional es otra cosa.

Leer más>

¡Esto es un asalto!: Los efectos psicológicos de la delincuencia

La violencia, como la pobreza, el hambre y la desigualdad a las que está ligada de diversas formas, es parte de la vida cotidiana del país. Magnificada por los medios, reproducida en las conversaciones y simplificada en discusiones políticas, afecta especialmente a los ciudadanos de a pie que viven en ciertos sectores de la capital y otros municipios peligrosos. Este es un ensayo basado en una tesis de graduación de la Escuela de Psicología de la Usac, en que se analizan los efectos de la rutina de la violencia delincuencial.

Leer más>

CAUSAS DE INCREMENTO EN LA INCIDENCIA DE ROBO/HURTO

Gran cantidad de accesos peatonales
Gran cantidad de accesos vehiculares
Ventanas sin protecciones
Acceso sin seguridad electronica (Alarmas, sensores)
Muros perimetrales sin las adecuadas protecciones
Accesos sin vigilancia adecuada o insuficiente
Ausencia de Cámaras y Monitoreo

Leer más>

¿Qué secuelas deja haber sufrido un robo en la comunidad?

Desperfectos en el edificio y en espacios particulares, pérdida de enseres, cambios de cerraduras, cristales o rejas… cuando pensamos en la posibilidad de que nuestra comunidad sea objeto de delitos contra la propiedad, los primeros efectos indeseados que se nos vienen a la cabeza son aquellos que tienen que ver con cuestiones materiales pero ¿cómo afecta la comisión de un robo a los vecinos del inmueble desde el punto de vista psicológico?

Leer más>

Cómo enfrentar las secuelas de un asalto

Pasaron algunos días y toda la pesadilla parecía haber terminado. Sin embargo, mis conductas comenzaron a cambiar, y empecé a pensar que algo muy malo podía volver a sucederme”, dice Claudia N., de 35 años. Está bajo tratamiento psicológico. Su vida cambió por completo después de que sufrió dos asaltos a mano armada, uno en la calle y el otro en su casa.

Leer más>

Los asaltos provocan 8 impactos sicológicos

Ya no es la misma de antes. El asalto, en el 2007, le cambió su vida. No volvió a subir a un bus sola. Tampoco camina sin compañía. Son las secuelas del ataque que sufrió mientras esperaba el bus en el puente 2 de la autopista General Rumiñahui, en el oriente de Quito.

Leer más>

Robo

El robo es la apropiación de una pertenencia o propiedad que pertenece a un tercero indebidamente. Este es considerado un delito patrimonial, debido a que su ocurrencia afecta al patrimonio que es un bien jurídico.

Leer más>

Cómo actuar ante un robo

Especialmente cuando una vivienda no dispone de un sistema de alarma adecuado, existe el riesgo de ser víctimas de un robo. Ante una situación tan desagradable y peligrosa, es importante saber cómo actuar para evitar males mayores y que nuestra seguridad personal no corra riesgos innecesarios.

Leer más>

¿Qué hacer en caso de ser víctima de un robo?

Absurdos, traumáticos, frustrantes, inusuales, rápidos, dolorosos, irónicos, utilizaríamos un sin fin de adjetivos, para intentar describir lo que ha significado para miles de colombianos, el hecho de ser víctimas de un robo. Según estadísticas oficiales, cada 80 segundos una persona es víctima de hurto en Colombia.

Leer más>

Cómo reaccionar frente a un asalto

Los delincuentes tienen cada vez menos escrúpulos para arrebatar a sus víctimas dinero, celulares o cualquier otra pertenencia. Y en ocasiones algunos terminan perdiendo la vida ante un robo por una mala reacción o por resistirse a las exigencias de los malhechores.
Frente a esta macabra realidad, es importante que la gente tome conciencia y se pregunte si realmente sabe cómo reaccionar durante un asalto, y qué debe hacer frente a los delincuentes? Los expertos en seguridad de G4S le brindan algunas recomendaciones:
Reconozca si están armados.

Leer más>

¿Cómo actuar frente a un robo?

Es difícil saber cómo actuar frente a un robo, porque por suerte son cosas que no suceden todos los días a las mismas personas. Por eso queremos darte unas pautas para saber qué hacer en caso de robo.

Leer más>

Si estas buscando un vehículo Blindado que te permita tener seguridad y tranquilidad, aquí estamos para servirte.

Somos una empresa dedicada a prestar servicios de consultoría especializada en diferentes aspectos de la industria de Blindaje Automotriz.