Robo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El robo es la apropiación de una pertenencia o propiedad que pertenece a un tercero indebidamente. Este es considerado un delito patrimonial, debido a que su ocurrencia afecta al patrimonio que es un bien jurídico.

La acción de robar solo puede definirse a partir del medio utilizado para apropiarse del objeto ajeno. Los robos solo ocurren cuando, para su ejecución, el imputado ejerce fuerza o intimidación al afectado. Esto es, básicamente, lo que marca la diferencia entre el concepto de robo y el de hurto.

Definición y marco legal del robo

En la determinación de la consideración de un robo se debe examinar el tipo objetivo y subjetivo del delito.

Para que un objeto sea robado debe ser un bien mueble valorable económicamente y ajeno de quien comete la acción de robar. También se determina que solo los objetos-muebles pueden ser objeto de robo, debido a que son susceptibles de desplazamiento.

Un robo ocurre cuando alguien se apodera de una cosa-mueble ajena mediante el uso de la intimidación o la fuerza. Esta sería la acción y el resultado del hecho punible es el apoderamiento del objeto que es ajeno. Todos estos elementos definen el tipo objetivo del robo.

El tipo subjetivo del robo es definido por la existencia de ánimo de lucro que tiene el presunto delincuente de apropiarse del objeto ajeno. Es decir, que queda clara la intención de apoderarse de lo ajeno por beneficio propio.

También se debe determinar el dolo, que es el conocimiento de que lo robado tiene dueño y que está siendo tomado sin consentimiento. Al englobar todas estas características se establece la acción de robar.

El robo se encuentra tipificado en los artículos 237 a 242 del Código Penal en España.

¿Quiénes son reos del robo?

Los reos de un robo son todas aquellas personas naturales que se empoderen de un mueble ajeno mediante el uso de la fuerza o la intimidación.

Sin embargo, existen otros participantes del hecho punible que también pueden ser imputados por un robo en medio de la acción delictiva.

Las personas que abandonan el lugar en donde ocurre el acto de robar para garantizar el apoderamiento del objeto ajeno, también son imputables. Aquellos que lo hagan para proteger la acción de huir del robo o quienes empleen violencia sobre quienes tratan de auxiliar a la víctima, igualmente son condenables.

Esto es lo que regula el artículo 237 del Código Penal español.

Son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren.

Artículo 237 del Código Penal

En este sentido, hay que recordar que en toda comisión del delito existen una serie de figuras o formas de participación: el autor directo, el cómplice, coautor, inductor, cooperador ejecutivo necesario, etc.

La ley también contempla con mayor exactitud acciones bajo las cuales una persona debe ser imputada por robo.

Según el artículo 238 del Código Penal, las acciones orientadas a violentar los accesos para cometer un robo son consideradas como parte de la acción de robar.

Esto implica por ejemplo, utilizar llaves robadas para ejecutar el apoderamiento de un objeto. En este caso, también se tratará de robo y no de hurto.

Son reos del delito de robo con fuerza en las cosas los que ejecuten el hecho cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

1.º Escalamiento.

2.º Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.

3.º Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.

4.º Uso de llaves falsas.

5.º Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

Artículo 238 del Código Penal

Penas por delito de robo

El robo puede clasificarse según diferentes variables, como el valor del objeto-mueble robado, sus características o según el sitio en donde ocurre.

Otro aspecto a considerar en la condena del hecho punible tiene que ver con la situación en la que queda la víctima a partir del robo.

Según lo estipulado en el Código Penal, las personas condenadas por robo podrían cumplir distintas penas de cárcel. El periodo dependerá de las particularidades propias del acto delictivo cometido.

Por eso es fundamental, a nivel jurídico, la distinción entre:

  1. Robo con fuerza 
  2. Robo por intimidación

Sobre todo a la hora de cuantificar la pena que se impondrá en cada caso.

En España las condenas penales por robo mediante el uso de la fuerza oscilan entre uno a tres años de cárcel. Por su parte, los robos con intimidación pueden generar condenas de dos a cinco años para los culpables.

1. El culpable de robo con fuerza en las cosas será castigado con la pena de prisión de uno a tres años.

Artículo 240.1 del Código Penal

Por su parte, los robos con intimidación pueden generar condenas de dos a cinco años para los culpables.

1. El culpable de robo con violencia o intimidación en las personas será castigado con la pena de prisión de dos a cinco años, sin perjuicio de la que pudiera corresponder a los actos de violencia física que realizase.

Artículo 242.1 del Código Penal

Es por esto que resulta fundamental evaluar las particularidades de cada robo durante la instancia del juicio.

Ascenso de pena por delito de robo

Las penalidades impuestas a quienes son condenados por el delito de robo pueden ascender o disminuir. La graduación que se considere de la pena dependerá de las características del delito como el lugar, el valor del objeto robado y la situación de la víctima.

La ley indica claramente cuáles son las variantes que pueden alargar o disminuir una condena de este tipo.

Los robos con fuerza tienen un límite máximo de tres años de cárcel, pero pueden ascender hasta los cinco años. Esto ocurre cuando el imputado incurre en delitos tipificados en el artículo 235, referente a hurtos pero utilizando la violencia.

Por ejemplo, robar una pieza artística, científica, histórica o cultural puede elevar la condena. También se producen circunstancias agravantes del delito de robo cuando la persona es mayor de edad e involucra en el acto delictivo a un menor de 16 años.

2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años cuando concurra alguna de las circunstancias previstas en el artículo 235.

Artículo 240 del Código Penal

Una condena por robo puede ascender de tres años y seis meses hasta los cinco años si el delito ocurre en casa habitada. Como casa habitada puede considerarse diferentes fincas y propiedades, casas, edificios e incluso un local abierto al público.

Un grado de pena que puede aplicarse de igual forma para los robos con fuerza e intimidación (artículo 241 y 242 del Código Penal).

El uso de armas también implica una condena a partir de su mitad superior. Todas ellas son circunstancias agravantes.

2. Cuando el robo se cometa en casa habitada, edificio o local abiertos al público o en cualquiera de sus dependencias, se impondrá la pena de prisión de tres años y seis meses a cinco años.

3. Las penas señaladas en los apartados anteriores se impondrán en su mitad superior cuando el delincuente hiciere uso de armas u otros medios igualmente peligrosos, sea al cometer el delito o para proteger la huida, y cuando atacare a los que acudiesen en auxilio de la víctima o a los que le persiguieren.

Artículo 242 del Código Penal

Disminución de pena por delito de robo

La ley también contempla la posibilidad de aminorar el periodo de la pena carcelaria en algunas condenas por robo. Esto es considerado cuando la violencia o intimidación causada durante el delito se considera “limitada”.

Por ello, se establece la imposición de una condena menos elevada que la contemplada en los casos ordinarios.

En caso de demostrarse uso escaso de intimidación o violencia, la sentencia puede reducirse de dos a un año.

4. En atención a la menor entidad de la violencia o intimidación ejercidas y valorando además las restantes circunstancias del hecho, podrá imponerse la pena inferior en grado a la prevista en los apartados anteriores.

Artículo 242.4 del Código Penal

Fuente de información:

https://www.conceptosjuridicos.com/robo/

Noticias recientes:

10 recomendaciones para evitar que te roben

¿Has escuchado “robaron a mi amigo en la esquina” o has dicho “no se imagina, ayer me robaron el celular cuando me bajaba del bus”? Lamentablemente, estas frases las hemos escuchado alguna que otra vez en nuestras conversaciones con amigos y familiares, ello es porque en ocasiones estamos expuestos a situaciones de peligro y, por alguna circunstancia, no estamos atentos y terminamos siendo víctimas de un robo, pero ¿cómo evitar que te roben?

Leer más>

¿Qué hacer si los ladrones entran en casa?

Sufrir un robo es una experiencia muy desagradable y cuyas consecuencias van más allá de las pérdidas económicas y los posibles daños sufridos en la vivienda. Si además tenemos la mala fortuna de coincidir con los ladrones, la situación es todavía más delicada y peligrosa. Las pérdidas económicas pueden paliadas, parcial o totalmente, por el seguro del Hogar, si lo tenemos contratado. El impacto emocional es otra cosa.

Leer más>

¡Esto es un asalto!: Los efectos psicológicos de la delincuencia

La violencia, como la pobreza, el hambre y la desigualdad a las que está ligada de diversas formas, es parte de la vida cotidiana del país. Magnificada por los medios, reproducida en las conversaciones y simplificada en discusiones políticas, afecta especialmente a los ciudadanos de a pie que viven en ciertos sectores de la capital y otros municipios peligrosos. Este es un ensayo basado en una tesis de graduación de la Escuela de Psicología de la Usac, en que se analizan los efectos de la rutina de la violencia delincuencial.

Leer más>

CAUSAS DE INCREMENTO EN LA INCIDENCIA DE ROBO/HURTO

Gran cantidad de accesos peatonales
Gran cantidad de accesos vehiculares
Ventanas sin protecciones
Acceso sin seguridad electronica (Alarmas, sensores)
Muros perimetrales sin las adecuadas protecciones
Accesos sin vigilancia adecuada o insuficiente
Ausencia de Cámaras y Monitoreo

Leer más>

¿Qué secuelas deja haber sufrido un robo en la comunidad?

Desperfectos en el edificio y en espacios particulares, pérdida de enseres, cambios de cerraduras, cristales o rejas… cuando pensamos en la posibilidad de que nuestra comunidad sea objeto de delitos contra la propiedad, los primeros efectos indeseados que se nos vienen a la cabeza son aquellos que tienen que ver con cuestiones materiales pero ¿cómo afecta la comisión de un robo a los vecinos del inmueble desde el punto de vista psicológico?

Leer más>

Cómo enfrentar las secuelas de un asalto

Pasaron algunos días y toda la pesadilla parecía haber terminado. Sin embargo, mis conductas comenzaron a cambiar, y empecé a pensar que algo muy malo podía volver a sucederme”, dice Claudia N., de 35 años. Está bajo tratamiento psicológico. Su vida cambió por completo después de que sufrió dos asaltos a mano armada, uno en la calle y el otro en su casa.

Leer más>

Los asaltos provocan 8 impactos sicológicos

Ya no es la misma de antes. El asalto, en el 2007, le cambió su vida. No volvió a subir a un bus sola. Tampoco camina sin compañía. Son las secuelas del ataque que sufrió mientras esperaba el bus en el puente 2 de la autopista General Rumiñahui, en el oriente de Quito.

Leer más>

Robo

El robo es la apropiación de una pertenencia o propiedad que pertenece a un tercero indebidamente. Este es considerado un delito patrimonial, debido a que su ocurrencia afecta al patrimonio que es un bien jurídico.

Leer más>

Cómo actuar ante un robo

Especialmente cuando una vivienda no dispone de un sistema de alarma adecuado, existe el riesgo de ser víctimas de un robo. Ante una situación tan desagradable y peligrosa, es importante saber cómo actuar para evitar males mayores y que nuestra seguridad personal no corra riesgos innecesarios.

Leer más>

¿Qué hacer en caso de ser víctima de un robo?

Absurdos, traumáticos, frustrantes, inusuales, rápidos, dolorosos, irónicos, utilizaríamos un sin fin de adjetivos, para intentar describir lo que ha significado para miles de colombianos, el hecho de ser víctimas de un robo. Según estadísticas oficiales, cada 80 segundos una persona es víctima de hurto en Colombia.

Leer más>

Cómo reaccionar frente a un asalto

Los delincuentes tienen cada vez menos escrúpulos para arrebatar a sus víctimas dinero, celulares o cualquier otra pertenencia. Y en ocasiones algunos terminan perdiendo la vida ante un robo por una mala reacción o por resistirse a las exigencias de los malhechores.
Frente a esta macabra realidad, es importante que la gente tome conciencia y se pregunte si realmente sabe cómo reaccionar durante un asalto, y qué debe hacer frente a los delincuentes? Los expertos en seguridad de G4S le brindan algunas recomendaciones:
Reconozca si están armados.

Leer más>

¿Cómo actuar frente a un robo?

Es difícil saber cómo actuar frente a un robo, porque por suerte son cosas que no suceden todos los días a las mismas personas. Por eso queremos darte unas pautas para saber qué hacer en caso de robo.

Leer más>

Si estas buscando un vehículo Blindado que te permita tener seguridad y tranquilidad, aquí estamos para servirte.

Somos una empresa dedicada a prestar servicios de consultoría especializada en diferentes aspectos de la industria de Blindaje Automotriz.